La ruta del alcohol


En Australia en general, y en Halls Creek en particular, se bebe mucho. No sé si es por el aislamiento, porque no saben qué hacer del aburrimiento o sólo por la descendencia inglesa, pero la realidad es que toman en cantidad y variedad. En el motel no pasa una semana sin que experimentemos algún episodio curioso con un borracho, que bien puede ser alguien del staff o un cliente, lo cual resulta llamativo para un lugar tan pequeño y en especial para un restaurante, que no se caracteriza por ser un negocio donde se vendan demasiadas bebidas.

El problema de alcoholismo en el pueblo parece que viene de larga data, porque en Mayo de 2009 el gobierno decidió prohibir la venta de alcohol en Halls Creek, luego de que un informe de salud advirtiera sobre la gran cantidad de madres embarazadas que bebían abundantemente, causando riesgo de daño cerebral irreversible a sus hijos.

La medida fue bastante controversial y sus detractores afirman que la restricción permitió la creación de un mercado negro de bebidas y la caída de muchos menores de edad en la prostitución a cambio de conseguir alcohol. Por otro lado, quienes están a favor argumentan que se ha producido una considerable disminución de casos de violencia familiar, crímenes relacionados con la ingesta excesiva de alcohol e ingresos de emergencia al hospital de pacientes intoxicados.

005“Prohibido consumir alcohol en la calle o en los parques”

El bar del motel es uno de los dos lugares del pueblo que tienen permitida la venta de alcohol, aunque los precios son bastante caros y en teoría no podemos venderle más de una bebida al mismo cliente si no pide comida. Digo en teoría porque esta ley se aplica a discreción de la manager, quien decide con quién ponerse severa y con quién no.

Esta dualidad de criterio no es difícil de entender si consideramos que Khelia (la manager en cuestión, australiana de 22 años y primera al mando cuando Kerryn no está), se emborracha prácticamente todos los fines de semana en el pub local (el otro lugar que vende alcohol en Halls Creek) o en la pileta del motel con sus amigos y algunos empleados también. Una noche debió ser especialmente divertida, ya que a la mañana siguiente cuando Ro fue a abrir el restaurant para el desayuno encontró sobre la mesa de pool un par de ojotas, un parlante portátil, un corpiño y una fruta de plástico mordida. Por todo el lugar hay cámaras que graban las 24 horas, pero desgraciadamente nunca pudimos acceder a esas filmaciones para reconstruir lo sucedido.

frutaRecuerdo de una noche salvaje

El chef también dio una muestra de la desenfrenada forma de tomar australiana. Un lunes a las seis de la tarde llegó a la cocina (en realidad empieza a las 4) completamente borracho, balbuceando incoherencias y gritando a los cuatro vientos que estaba harto y que se quería ir. Después de hacer desastres intentando preparar un par de platos Pat, su ayudante, lo mandó a dormir y se hizo cargo de la situación. Al cocinero no lo vimos más por cuatro días, los cuales los pasó encerrado en su diminuta habitación sin ver la luz del sol.

El consumo exagerado de alcohol no nos afecta especialmente a nosotros, más bien nos provee de material jugoso para retratar en este blog, como una anécdota que tuvimos con uno de los dos ingleses que trabajaron en el motel durante unas pocas semanas.

Resulta que una noche mantuvimos una interesante conversación con Will, uno de ellos, cuando él volvía del pub bastante entrado en copas. Empezamos a hablar de fútbol y como no podía ser de otra manera le preguntamos por Maradona. Para nuestra sorpresa, confesó que “a pesar de ser un bastardo por el gol con la mano, fue el mejor de todos los tiempos”.

Y la remató: “En el Manchester United la rompió…”. Los que no son futboleros no entenderán la ironía, pero la realidad es que el Diego nunca jugó ni en el Manchester United ni en ningún club de Inglaterra. En fin…

Los clientes no se quedan atrás en cuanto a consumo. Muchos de ellos se alojan en el hotel durante varias semanas porque realizan trabajos en la zona, principalmente en las rutas o en las minas, y no hay noche que no se acerquen al bar a refrescarse. Y no es que sólo se toman una cerveza, sino un promedio de cinco o seis botellas de 330 ml cada día, sin excepción. Ni siquiera el hecho de que tienen que pagar casi el triple de lo que cuesta en la ciudad parece intimidarlos. Pongámoslo de esta manera: en Argentina a una persona que se emborracha todos los días sin excepción la llamaríamos sin duda alcohólica. Pero en Australia esto parece ser la norma y nadie se espanta demasiado.

¿Y qué toman en general? Mayoritariamente una amplia gama de cervezas australianas que no se venden en otros países, e internacionales sólo Corona y Heineken. Después piden mucho whisky con coca cola, aunque nada de marcas baratas, sólo Jack Daniels y Johnnie Walker. Y en un tercer orden podríamos mencionar otras bebidas como Ruski (vodka con limón), UDL (vodka con jugo), Bundaberg Rum (ron con coca cola), Jim Beam (whisky bourbon) y vino blanco.

La vida en Australia debió ser dura para los primeros colonos que se acercaron a estas áridas tierras hace más de 200 años. Seguro que siempre encontraban en el alcohol el consuelo de estar lejos de casa trabajando con cuarenta grados a la sombra. Y parece que para la población contemporánea funciona de manera similar, ya que cualquier excusa es buena para tomar una copa.

Anuncios

Un comentario en “La ruta del alcohol

  1. Susana Mara Torrent dijo:

    Querido Facu y Ro siempre me deleito con los comentarios de ustedes. Cada vez se van más jóvenes. A la pregunta ¿Como seguir? la respuesta esta en ustedes y les será inspirada por DIOS si le preguntan a él. Recuerden que pertenecen al Commowealth y ya están diestros con el idioma, y listos y preparados para incursionar en los países que pertenecen. Recuerden que la BBC de Londres tiene pasantías para personas con el título Universitario de ustedes y otras oportunidades pueden verse en la pagina del British Council. Escocia todavía conserva la educación gratuita. Canadá es el país de las oportunidades. En cuanto al alcoholismo en Australia es un tema de vieja data y se ve también en Gran Bretaña, tiene que ver con los antepasados y quizás con el síndrome Insular. Besitos.-

    Date: Fri, 4 Dec 2015 12:07:03 +0000 To: tsm_3@hotmail.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s