Me verás volver


Después de todas las idas y vueltas para dejar el outback nos encontramos adelantando nuestra salida de Australia más de una semana, con lo cual lo que sería una escala de algunas horas antes de llegar a Japón se convirtió en una estadía de nueve días en Singapur. Aunque tratándose de este pequeño país asiático que tanto nos gusta este cambio no significó un problema en absoluto.

Singapur es la ciudad del futuro, y no sólo porque está llena de rascacielos y pantallas led, sino porque tiene una visión global de hacia dónde se dirige, de qué espera para los próximos treinta o cuarenta años. Es muy difícil pasear por la ciudad/estado sin toparse con alguna muestra de los planes para el futuro. División del territorio, energía sustentable, nuevas fuentes de agua, ampliación del sistema de transporte, decenas de obras públicas, entre otras cosas. Todo está cuidadosamente detallado. Y se hace.

Apenas pasó un año desde nuestra primera visita y ya nos encontramos con doce nuevas estaciones de subte, por ejemplo. También un puente peatonal de más de cien metros de largo que ni siquiera estaba esbozado en diciembre de 2014. Y esto apenas por citar algunos de los pocos ejemplos que pudimos notar desde nuestra perspectiva. Pareciera que el fallecimiento del histórico líder Lee Kuan Yew a mediados de 2015 no le ha quitado un ápice de su iniciativa a Singapur.

DSC_0152

La ciudad del león, más próspera que nunca

Lo bueno de pasar tanto tiempo esta segunda vez fue que tuvimos la oportunidad de ver de nuevo lo que más nos había gustado, saldar algunos lugares pendientes y descubrir sitios que rara vez suelen ser visitados por viajeros. En este apartado vale mencionar algunos parques hermosos que tiene la ciudad, como el Jardín Botánico, el Jardín Chino y el Fort Canning Park. Enormes pulmones verdes en medio de la metrópolis que no hacen más que resaltar el valor que le da el país a la naturaleza.

DSC_0221

Chinese Garden

DSC_0164

Botanic Garden

La muestra gratuita The future of us (Nuestro futuro) fue otro gran hallazgo, con algunos ejemplos de lo que Singapur tiene pensado para los próximos años. Dos de las cosas que más nos llamaron la atención fueron uno, la energía kinética, un sistema de viviendas inteligentes donde el ambiente (los pisos, las paredes) capta el movimiento de las personas, absorbe esa energía y la reutiliza para alimentar la red de electricidad; y dos, un lector táctil para ciegos, que consiste en un pequeño dedal que al ser arrastrado sobre el papel funciona como un escáner y convierte las palabras en audio para que los no videntes puedan leer cualquier tipo de escritura, no sólo el braille.

DSC_0110

El paisaje urbano y el natural conviven en cada esquina

Al estar en el Sudeste Asiático, se tiende a pensar que Singapur es caro porque se lo compara con los precios completamente devaluados de sus vecinos indonesios y malayos, pero la realidad es que no está nada mal, especialmente después de haber pasado un año en Australia, uno de los países más caros del mundo. Al tener ganas y tiempo casi siempre pudimos encontrar buenos lugares donde comer por alrededor de 2,5 USD. Y para el alojamiento, además de pasar unas noches en un infaltable hostel, probamos por primera vez el couchsurfing.

IMG_1748

Tratando de dominar el arte de comer con palitos

¿En qué consiste? Es una red social con gente de todo el mundo que ofrece un lugar en su casa para alojar a viajeros sin costo. Puede ser un sillón, el piso o una habitación privada, entre otras opciones. La idea es que los que se benefician de la red para viajar después al volver a sus lugares de origen puedan a su vez alojar a otros. Nosotros ya habíamos recibido a un par de personas en nuestro departamento en Melbourne, pero esta era la primera vez como huéspedes.

No estuvo mal. Caímos en la casa de Bala, un abogado indio establecido hace algunos años en Singapur que nos dio una habitación para nosotros solos en su departamento. La zona estaba bastante alejada del centro, pero sirvió también para conocer nuevos lugares de la ciudad y comprobar que no importa cuánto se extienda Singapur, sigue igual de limpia y ordenada que en todos lados.

IMG_1792

La vista desde la casa de nuestro couchsurfer

La verdad es que no interactuamos mucho con nuestro anfitrión porque estuvo bastante ocupado y todos los días era un “yo me voy a las nueve de la mañana y vuelvo a las diez de la noche, tienen que volver después de esa hora”. Couchsurfing es así, te tenés que amoldar a lo que ofrece el que te aloja, pero a cambio te beneficiás con algunas noches de alojamiento sin cargo (aunque a veces se te va la plata en más transporte o en algún regalo para el que te hospedó) y tenés la posibilidad de relacionarte con gente que vive en los lugares y tener una nueva perspectiva de los mismos.

IMG_1779

Tener que pasar tanto tiempo fuera de la casa de Bala nos ayudó a conocer nuevos lugares, como Bukit Timah, la cima más alta de Singapur

Por la poca extensión de la nota pareciera que no hay mucho más para escribir sobre nuestra segunda visita a Singapur, pero no quiero tornarme repetitivo y reiterar ideas que ya desarrollé en su momento. Para terminar, les dejo un pequeño ranking con los lugares que más nos gustaron en ambas estadías, por si acaso algún día tienen la posibilidad de visitar esta parte del mundo. En serio, si lo pueden hacer, ni lo duden. Les aseguro que vale mucho la pena.

1) Marina Bay

Impactante vista de Singapur para donde mires. La bahía, el Marina Bay Sands, el distrito financiero, el tradicional hotel Fullerton, el león Merlion, el teatro Esplanade… No alcanza el tiempo para cansarse de contemplar el paisaje.

IMG_1719

2) Gardens by the Bay

Enorme parque a metros de la ciudad con pequeños lagos, flores, estatuas y gigantes árboles futuristas que se iluminan de noche.

DSC_0150

3) Mirador ION Sky

Un descubrimiento de esta nueva visita. Una impresionante (y gratuita) vista 360 grado de Singapur desde el piso 56 de un edificio en pleno centro. Para admirar en todo su esplendor lo mucho que ha crecido este país en sus jóvenes 50 años de vida.

IMG_1801

4) Clarke Quay

Hace cincuenta años esta área al lado del río era un conglomerado de viviendas precarias, opio y contaminación. Hoy es la mejor zona para disfrutar de una cerveza y la movida de Singapur y relajarse del calor agobiante que suele hacer durante el día.

DSC_0185

5) City Gallery

Imprescindible lugar para entender como esta pequeña ciudad/estado pasó del tercer al primer mundo en apenas medio siglo. Exhibición permanente con los cambios experimentados en el pasado y los planes de Singapur a futuro.

IMG_1760

Anuncios

5 comentarios en “Me verás volver

  1. Néstor K. (desde el refugio con Julio Lopez) dijo:

    Aunque no estoy ahí, créanme que viajo con Uds.
    Ya quiero otra nota!
    Excelente experiencia, un buen año para los dos, salud

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s