Un tren en Siberia: el legado soviético

Llevamos casi dos semanas atravesando Rusia, descubriendo su historia reciente y antigua, conociendo sus lugares más famosos y otros que no lo son tanto y en la medida de lo posible interactuando con los rusos, más no sea a través de lenguaje de señas. Surge entonces una pregunta inevitable: ¿es palpable a primera vista que hace menos de 30 años este era el gigante estado comunista, la amenaza roja del este, la pesadilla de todo estadounidense de clase media? Seguir leyendo

Anuncios

Un tren en Siberia: el lago Baikal

Veinticuatro horas después de haber llegado al país buriático tomamos otro tren para viajar apenas diez horas hasta Irkutsk, nuestra siguiente parada. Si bien es una ciudad interesante, nuestra principal razón para detenernos allí era trasladarnos a su vez a la pequeña isla de Olkhon en el lago Baikal, la mayor reserva de agua dulce del mundo y posiblemente uno de los lugares más extraordinarios que hayamos visto en nuestras vidas. Seguir leyendo

Un tren en Siberia: el invierno eterno

Cruzar Rusia en tren lleva tiempo y dispara infinitas reflexiones. La gran cantidad de lugares que vamos conociendo, la gente con la que interactuamos, la información que leemos y el tiempo libre en el tren para pensar proveen una gran cantidad de material para volcar en el blog. Por eso, para tratar de organizarlo un poco lo dividí en varios artículos diferentes, intentando darle cierta coherencia a cada uno. En muchos casos verán que es imposible y que cada párrafo aborda algo completamente diferente e inconexo con el anterior. Pido disculpas, pero es en parte el reflejo de lo que se vive viajando en el Transiberiano. Seguir leyendo

La era de hielo

Rasgos duros, miradas frías, caracteres inentendibles, veinte grados bajo cero… Sí, definitivamente estamos en Rusia. Volamos a Vladivostok con un solo anhelo: tomar el mítico tren Transiberiano que cruza el país más extenso del mundo de punta a punta. Y lo hicimos en pleno invierno, como para que no queden dudas de que sea una verdadera aventura. Seguir leyendo

El lejano oriente

Japón está en las antípodas de Argentina, y no sólo geográficamente hablando. En el país oriental casi todo es diferente. Los vehículos circulan por la izquierda, el colectivo se paga al bajar, no se puede usar calzado dentro de la casa, las máquinas expendedoras están en plena calle, la gente se saluda haciendo hasta tres o cuatro reverencias, los taxistas usan traje, corbata y guantes blancos, casi no hay supermercados, se escribe de derecha a izquierda y en forma vertical, hablan de ellos mismos en tercera persona, tienen cafeterías donde se comparte la bebida con gatos, se acostumbra llegar una hora antes al trabajo y comen el pescado crudo, entre muchas otras cosas. Seguir leyendo