Un poco de turismo

La visita de mis padres a fines del mes pasado fue la excusa perfecta para dejar de trabajar un poco y vivir Nueva Zelanda de una manera diferente por tres semanas. Porque desde que llegamos hace casi ocho meses, si bien hemos recorrido bastante, también tuvimos que ocuparnos de ganar dinero, buscar casas, mantener un auto, hacer las compras y tantas otras cosas rutinarias. Por eso estuvo bueno pasar unos días más relajado y vivir el país casi como un turista. Seguir leyendo

Anuncios