La capital del norte

Cuando el avión se deslizó suavemente sobre la pista de aterrizaje del aeropuerto de Keflavík nos invadió una sensación extraña, difícil de poner en palabras. Llevábamos tanto tiempo leyendo sobre Islandia, imaginando cómo sería, que se sentía raro estar finalmente allí, comprobar que efectivamente existía. El sueño de años acababa de hacerse realidad y no sabíamos muy bien cómo reaccionar. Seguir leyendo

Anuncios

Una visita relámpago

Hay países a los que les dedicamos meses (Nueva Zelanda, Australia, Reino Unido), otros en los que estamos semanas (Rusia, Italia, Japón), algunos en los que nos quedamos sólo unos días (Dinamarca, Singapur, Hungría) y unos pocos en donde apenas disponemos de unas horas (Montenegro). A veces sentimos que el tiempo alcanza bien, otras que se hizo demasiado largo y en ocasiones que hubiéramos deseado poder destinarle más tiempo. Noruega es uno de esos casos. Seguir leyendo

El lejano oriente

Japón está en las antípodas de Argentina, y no sólo geográficamente hablando. En el país oriental casi todo es diferente. Los vehículos circulan por la izquierda, el colectivo se paga al bajar, no se puede usar calzado dentro de la casa, las máquinas expendedoras están en plena calle, la gente se saluda haciendo hasta tres o cuatro reverencias, los taxistas usan traje, corbata y guantes blancos, casi no hay supermercados, se escribe de derecha a izquierda y en forma vertical, hablan de ellos mismos en tercera persona, tienen cafeterías donde se comparte la bebida con gatos, se acostumbra llegar una hora antes al trabajo y comen el pescado crudo, entre muchas otras cosas. Seguir leyendo

Memorias de una gran isla

Todavía faltan unas siete horas para que dejemos Darwin, en el norte de Australia, pero aun así ya es factible pasar a las inevitables conclusiones de otro fin de año laboral/viajero. No es que descarte una sorpresa de último momento, porque de eso este país nos ha dado un montón, pero a esta altura creo que ya nada puede sorprendernos. Seguir leyendo

La ruta del alcohol

En Australia en general, y en Halls Creek en particular, se bebe mucho. No sé si es por el aislamiento, porque no saben qué hacer del aburrimiento o sólo por la descendencia inglesa, pero la realidad es que toman en cantidad y variedad. En el motel no pasa una semana sin que experimentemos algún episodio curioso con un borracho, que bien puede ser alguien del staff o un cliente, lo cual resulta llamativo para un lugar tan pequeño y en especial para un restaurante, que no se caracteriza por ser un negocio donde se vendan demasiadas bebidas. Seguir leyendo

Un motel en el desierto

Cuando pienso en un motel perdido en medio de la nada generalmente me imagino un lugar sacado de las películas de Hitchcock, con un viejo cartel de neón en la entrada con algunas letras apagadas, una recepción oscura con un empleado de expresiones tétricas y cuartos llenos de humedad con puertas de madera que chirrían apenas se mueven. Seguir leyendo